Características de la Invitación al Islam

Allah, el Altísimo describe la invitación correcta al Islam con características distintivas. Estas son:

  1. La visión y el conocimiento:

El musulmán que invita al Islam debe conocer bien aquello a lo que convoca, debe ser consciente de lo que dice, tal como se menciona en el Corán: “Diles: ‘Éste es mi sendero, y tanto yo como quienes me siguen exhortamos [a creer y a adorar] a Allah con conocimiento’ [y certeza]” (Corán 12:108). Así convocaba el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) a la gente y así deben hacer quienes sigan su ejemplo.

No es obligatorio para el musulmán ser un sabio para comenzar a invitar al Islam y dar consejos a la gente. Cuando se sabe de un tema, juicio o sentencia, se debe exhortar a la gente a seguirlos y dar consejos en base a ese saber adquirido; por ejemplo, si se conoce bien sobre la unicidad de Allah, se debe predicar e invitar a ella, o sobre las virtudes del Islam, al conocerlas se debe invitar a ellas. Y así, aunque se trate de un solo versículo; tal como nuestro Maestro (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Hagan llegar de mí aunque sea una palabra” (Al Bujari, 3274).

Así hacían los compañeros del Profeta (que Allah esté complacido con ellos), entraban al Islam, se quedaban unos días para aprender del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y volvían a sus pueblos para invitarlos al Islam y enseñarles lo que habían aprendido, y su ética islámica y sus modales proféticos eran el mejor atractivo para que la gente entrara al Islam.

  1. La sabiduría en la invitación al Islam:

Dijo el Altísimo: “Convoca al sendero de tu Señor con sabiduría y bellas palabras. Arguméntales de la mejor manera. Tu Señor sabe bien quién se extravía de Su camino y quién sigue la guía” (Corán 16:125). La sabiduría consiste en invitar al Islam de la manera adecuada, en el momento y en el lugar indicado.

Las personas se diferencian en sus costumbres, maneras de pensar, sus niveles de conocimiento y entendimiento, de igual manera son diferentes las formas de llegar a sus corazones, por lo que el musulmán que invita al Islam debe saber cómo tratar con la gente y elegir el mejor método para predicarles y darles buen consejo.

Siempre se debe hacer con cariño, suavidad y moderación, exhortando con compasión, invitando al Islam con diálogo equilibrado y calmado, que no provoque odios o alejamiento; éstas fueron las cualidades del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y por ello Allah lo elogia en el Corán: “Por misericordia de Allah eres compasivo con ellos. Si hubieras sido rudo y duro de corazón, se habrían alejado de ti” (Corán 3:159).