El Islam es la religión de la moderación

El Islam es la religión de la moderación

El Islam es la religión de la moderación, sin negligencia, exageración ni fanatismo, demostrándose esto en todos sus ritos religiosos y formas de adoración.

Por eso Allah confirmó la moderación al Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), a sus compañeros y a los creyentes, por medio de dos asuntos fundamentales:

 

La rectitud en la religión, y el respeto por los ritos de Allah en los corazones.

La prohibición de la exageración, la transgresión y la tiranía.

Dijo Allah, el Altísimo: “Mantente firme [en el sendero recto] como se te ha ordenado, y que también lo hagan quienes se arrepientan, y no sean transgresores; sepan que Él ve bien cuanto hacen” (Corán 11:112).

Es decir que es un deber observar la rectitud en la verdad y el esfuerzo, sin exagerar ni transgredir.

Cuando el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) estaba enseñando a sus compañeros uno de los ritos de la peregrinación, les advirtió que no cometieran exageraciones, y les informó que esa fue una de las causas de la perdición de las naciones anteriores, sobre lo cual dijo: “Cuídense de las exageraciones en la religión, porque eso fue lo que trajo la perdición a aquellos que vinieron antes que ustedes” (Ibn Máyah, 3029).

También dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Hagan de las buenas obras aquello que puedan” (Al Bujari 1100).

El Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), explicó detalladamente la realidad del mensaje que le fue revelado, el cual no exige esfuerzo superior al que cada uno pueda realizar. El Islam enseña la sabiduría y la facilidad. Dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Ciertamente Allah no me envió forzado ni para forzar, sino que me envió como maestro, para facilitar las cosas” (Muslim 1478).