El Matrimonio en el Islam

El Matrimonio en el Islam

El matrimonio es una de las relaciones más importantes en el Islam. .

El Islam exhorta al matrimonio y lo contempla como una de las relaciones más nobles, tanto que lo considera la Tradición (Súnnah) de los profetas (ver página 202).

El Islam detalla las normas del matrimonio y sus condiciones, así como los derechos de ambos cónyuges, para garantizar la continuidad y estabilidad de esta relación y formar una familia exitosa, en un hogar donde los hijos crezcan en la rectitud, estabilidad emocional y prosperidad en todos los ámbitos de la vida.

 

Estas son algunas normas relativas al matrimonio:

El Islam pone condiciones a los dos contrayentes para que su matrimonio sea válido.

Las condiciones para la esposa:

  1. Debe ser musulmana o de la gente del Libro (judía o cristiana) creyente en su religión; aunque el Islam nos insta a buscar una esposa que sea religiosa y preferentemente musulmana, puesto que será la madre que educará a nuestros hijos en la rectitud y el bien. Dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Cásate con la mujer religiosa y serás feliz” (Al Bujari, 4802; Muslim, 1466).
  2. Que sea decente y casta, puesto que es ilícito casarse con una mujer conocida por ser promiscua y obscena, tal como dijo el Altísimo: “Y [se les ha permitido casarse con] las mujeres recatadas de entre las creyentes y las recatadas de entre aquellos que recibieron el Libro antes que ustedes [judíos y cristianos]” (Corán 5:5).
  3. Que no sea una mujer pariente, de la familia del pretendiente, de las que le son ilícitas para casarse de forma permanente, tal como se explicó anteriormente (ver página 205).

Las condiciones relativas al esposo:

Es requisito indispensable que el cónyuge sea musulmán; el Islam no permite que la mujer musulmana se case con un no musulmán independientemente de su religión; de la misma forma, el Islam aconseja a la mujer que acepte casarse con el pretendiente si cumple estas dos características:

  • Rectitud en los principios religiosos.
  • Buen carácter.

Dijo el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Si un hombre de buena espiritualidad y buen carácter pide en matrimonio a su hija, acéptenlo” (At-Tirmidhí 1084 e Ibn Máyah 1967).