La ética Islámica en las transacciones comerciales y financieras

La ética Islámica en las transacciones comerciales y financieras

El Islam insiste sobre la ética y los modales que deben poseer los comerciantes, al igual que insiste sobre lo lícito e ilícito en estas actividades; estos son algunos de los principios inculcados:

La honestidad y la responsabilidad:

La honestidad en los intercambios comerciales, se realicen con musulmanes o no, es uno de los comportamientos más importantes del musulmán fiel a su religión; estos son algunos textos que prescriben la honestidad:

  • Dijo Allah, el Altísimo: “Allah les ordena que restituyan a sus dueños lo que se les haya confiado” (Corán 3:58).
  • El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) menciona la deshonestidad y el engaño entre los signos de los hipócritas; dijo: “Los signos del hipócrita son tres: cuando habla, miente; cuando promete, no cumple; y cuando le confían algo, traiciona” (Al Bujari, 33; Muslim 59).
  • La honestidad y la responsabilidad son dos de las características de los creyentes. Dijo Allah, el Altísimo: “Por cierto que triunfarán los creyentes… que devuelvan los depósitos que se les confían y respeten los acuerdos que celebran” (Corán 23:1-8). El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) negó que fuera creyente quien traiciona la confianza que depositan otros en él. Dijo: “No cree quien no es honesto” (Áhmad 12567).
  • El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) era conocido y llamado, antes de recibir la revelación en La Meca, como “el sincero” y “el honesto”, puesto que era destacado entre los árabes por la honestidad en sus relaciones y sus tratos .

La sinceridad:

La sinceridad y la claridad son actitudes que encomienda el Islam :

  • Dijo el Mensajero de la Misericordia (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) sobre el vendedor y el comprador: “Si son sinceros y claros, su transacción será bendita; pero si mienten y ocultan algo, perderán la bendición” (Al Bujari, 1973; Muslim 1532).
  • Dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Procuren ser sinceros, porque la sinceridad lleva al bien y el bien lleva al Paraíso; el hombre que es sincero y procura serlo siempre, será considerado ante Allah como sincero y veraz” (Muslim 2607).
  • La persona que jura falsamente sobre la excelencia de su mercancía para venderla comete un gravísimo pecado, tal como dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones sean con él): “A tres personas Allah no les hablará el Día del Juicio ni los mirará ni los purificará, y serán duramente castigados: el que vende su mercancía jurando falsamente…” (Muslim 106).

La perfección y la excelencia en el trabajo:

Todo fabricante, trabajador u obrero musulmán debe hacer su tarea de la mejor manera posible, y este debe ser su principio y su metodología.

  • Allah ama la perfección en todo, y ordenó hacer todo en la vida con excelencia aún en cuestiones que a primera vista pensamos que están lejos de ella, como el sacrificio de animales para consumo. Dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Ciertamente, Allah ha prescrito la excelencia en todos los asuntos; así que cuando maten háganlo bien, y si sacrifican, háganlo bien. Por lo tanto, afilen bien sus cuchillos y no hagan sufrir al animal que sacrifican” (Muslim 1955).
  • El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), asistió a un funeral; y mientras enseñaba a sus compañeros cómo cavar la tumba y sepultar correctamente al fallecido, les dijo: “Estas cosas no benefician ni perjudican al fallecido, pero Allah ama que cuando alguien hace algo, lo haga bien” (Al Baihaqi 5315). Y en otro reporte dice: “Allah ama que cuando alguien hace un trabajo lo perfeccione” (Abu Yalá 4386, Al Baihaqi, 5312). Para conocer más modales, (ver pág. 222).