La caza legal en el Islam

La caza legal en el Islam

Es lícita la caza de animales y aves cuyo consumo es lícito y cuya captura es difícil para efectuar el sacrificio, como es el caso de las aves silvestres que no tengan garras, o de las gacelas, los ciervos, los conejos silvestres, etc…

La caza tiene algunos requisitos:

  1. Que el cazador sea musulmán o de la gente del Libro, con raciocinio e intención de cazar, no se permite consumir la caza de los paganos idólatras o ateos.
  2. Que no se pueda capturar al animal para sacrificarlo por su rapidez o distancia; si se puede capturar al animal y sacrificarlo, como a los ganados, no se permite cazarlo.
  3. Que el arma o instrumento utilizado mate rápidamente, como una flecha o una bala. No está permitido el consumo de animales muertos por golpe –a pedradas, por ejemplo–, a menos que se alcance al animal antes de su muerte y sea sacrificado.
  4. Que se mencione el nombre de Allah diciendo “Bismil lah” antes de disparar el arma.
  5. Cuando se alcanza con vida al animal o ave cazada, es necesario sacrificarlo degollándolo.
  6. Se prohíbe la caza que no tenga por objetivo el consumo o la alimentación, como la caza por diversión o por deporte.