La festividad del sacrificio (Id Al Adja)

La festividad del sacrificio (Id Al Adja)

Es la segunda festividad de los musulmanes, coincide con el décimo día del mes de Dul Híyah (el duodécimo mes del calendario lunar islámico); esta festividad goza de muchas virtudes, como:

  1. Es uno de los mejores días del año, ya que los mejores días son los diez primeros de Dul Híyah, de acuerdo con el dicho del Mensajero de Allah: “No hay mejores días ni más amados por Allah para obrar bien como estos diez”, dijeron: “¿Ni la lucha por la causa de Allah?” Respondió: “Ni la lucha por la causa de Allah; excepto [la de] un hombre que fue a combatir sacrificando su vida y sus bienes…” (Al Bujari, 926; At-Tirmidhí 757).
  2. Es el día más importante de la peregrinación (Iaum Al Hach Al Ákbar), en él se cumplen los principales actos de adoración a Allah, los más importantes de la peregrinación, como la circunvalación a la Kábah, el sacrificio y la lapidación del obelisco al yamarah al aqabah.

¿Qué se hace el día de la festividad?

Se hace lo mismo que el día de la festividad de Al Fitr (ver página 142) excepto la caridad de Al Fitr, que es exclusiva de la festividad del fin de Ramadán.

La festividad del sacrificio se caracteriza por adorar a Allah mediante el sacrificio de un animal (cordero, camello, vaca…).

El animal a sacrificar: Puede ser camello, vaca, oveja o cabra con la intención de adorar a Allah. El tiempo disponible para realizar el sacrificio va desde el día de la festividad, después de la oración, hasta el ocaso del día 13 de Dul Híyah. Dijo Allah, el Altísimo: “Reza, pues, a tu Señor y sacrifica [los animales en Su nombre]” (Corán 108:2). El versículo hace referencia a la oración y al sacrificio de esta festividad.

El veredicto: Es una Súnnah confirmada para el pudiente, en ella el musulmán ofrece un sacrificio en su nombre y el de su familia.

Es recomendable que el musulmán que vaya a sacrificar un animal no se corte el pelo ni las uñas desde el primer día de Dul Híyah hasta una vez realizado el sacrificio.

Requisitos que debe cumplir el animal a sacrificar:

Es una exigencia en el Islam que el animal a sacrificar esté libre de todo defecto.

  1. Es necesario que el animal a sacrificar sea proveniente del ganado, y no es válido sacrificar otros animales o aves. Es suficiente sacrificar un cordero o un chivo para un hombre y su familia. Así como es lícito que siete hombres (con sus respectivas familias) compartan una vaca o un camello.
  2. Cumplir con la edad mínima requerida, que son seis meses para los corderos, un año para cabras, dos años para el vacuno y cinco años para los camellos.
  3. Ausencia de todo defecto manifiesto. Dijo el profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Cuatro (tipos de animales) no valen para el sacrificio (de la festividad): los que sufran de ceguera clara, enfermedad visible, cojera manifiesta o flaqueza extrema” (Annasai 4371 y At-Tirmidhí 1497).

¿Qué se hace con el animal del sacrificio?

  • No está permitido vender nada del animal sacrificado.
  • Se recomienda dividir su carne en tres: un tercio para el consumo propio, otro tercio para regalar y el otro tercio ofrecerlo a los pobres.
  • Es lícito entregar el dinero equivalente al precio del animal para el sacrificio a organizaciones benéficas de confianza y delegar en ellas el sacrificio del animal y su posterior distribución entre los necesitados.