La humildad (ejemplos de buenos modales en la vida del profeta)

Ejemplos de buenos modales en la vida del profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con Él)

 El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) era el más completo ejemplo de los buenos modales.


El Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) fue el mejor y más excelso ejemplo de los buenos modales, por eso el Corán describe su comportamiento como grandioso y magnánimo. Su esposa Aisha (que Allah esté complacido con ella) lo describió acertadamente cuando dijo: “Su comportamiento era el Corán”, es decir, era el ejemplo vivo del Corán.

La humildad:

  • El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no aceptaba que se levantara nadie en reverencia a su persona, vienen cambio lo prohibía; y sus compañeros (que Allah esté complacido con todos ellos), que sabían que detestaba que se le hicieran reverencias, cuando lo veían venir no se levantaban a pesar de que lo amaban, por el gran temor que tenían a disgustarlo (Áhmad 12345 y Al Bazzár 6637).
  • Un día, Udai ibn Hátim, uno de los dignatarios árabes (que Allah esté complacido con él) llegó a ver al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) para saber de su mensaje, antes de que se convirtiera al Islam. Dijo: “Cuando llegué, vi que con él había una mujer y uno o dos niños, y cuando vi el trato que les daba, supe que no era un rey como el de Persia ni un César” (Áhmad 19381). La humildad es la actitud de todos los profetas.
  • Se sentaba con sus compañeros como uno más, sin nada que lo distinguiera de ellos; cuando llegaban los extraños y se sentaban entre ellos, no sabían cuál de todos era el Profeta hasta que preguntaban: “¿Quién de ustedes es Muhámmad?” (Al Bujari, 63).
  • Dijo Anas (que Allah esté complacido con él): “Cualquier esclava de Medina venía y tomaba de la mano al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y lo llevaba a donde quería” (Al Bujari 5724). “Tomar de la mano” quiere decir que era bondadoso y atendía las necesidades de los débiles y los menores, y se menciona a la esclava y no a la mujer libre para simbolizar la extrema humildad que tenía el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y cómo estaba al servicio de todos.
  • Dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “No entrarán en el Paraíso quienes tengan en su corazón el peso de un átomo de arrogancia” (Muslim 91)