La misericordia (ejemplos de buenos modales en la vida del profeta)

Ejemplos de buenos modales en la vida del profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con Él)

 El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) era el más completo ejemplo de los buenos modales.

 

El Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) fue el mejor y más excelso ejemplo de los buenos modales, por eso el Corán describe su comportamiento como grandioso y magnánimo. Su esposa Aisha (que Allah esté complacido con ella) lo describió acertadamente cuando dijo: “Su comportamiento era el Corán”, es decir, era el ejemplo vivo del Corán.

La misericordia:

  • Dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Los compasivos serán tratados con compasión por el más Compasivo, así que sean compasivos con quienes habitan la Tierra y serán tratados con compasión por Quien está en el cielo” (At-Tirmidhí 1924 y Abu Dawud 4941).

La compasión y la misericordia del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se ve en muchos ámbitos, por ejemplo:

Con los niños:

  • Un beduino vino al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y dijo: “¿Ustedes besan a sus niños? Yo no lo hago”. Y le respondió el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “¡Qué puedo hacer por ti, si Allah ha quitado la misericordia de tu corazón!” (Al Bujari 5652; Muslim 2317). Otro hombre lo vio besar a su nieto Al Hassan, y exclamó:

“¡Tengo diez hijos y jamás he besado a ninguno de ellos!”. Y le respondió el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “A quien no es compasivo con los demás, no se le tendrá compasión” (Muslim 2318).

  • Una vez, el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) rezó con su nieta en los brazos, Umámah bint Záinab, cuando se prosternaba la sentaba en el suelo, y cuando se levantaba, la alzaba de nuevo” (Al Bujari 494; Muslim, 543).
  • Cuando escuchaba a algún niño llorar mientras rezaba, culminaba la oración con rapidez. Abu Qatadah narró que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “A veces rezó con la intención de hacerla extensa, pero cuando escuchó a un niño llorar, abrevió la oración para no hacer sufrir a su madre” (Al Bujari 675; Muslim 470).

Con la mujer:

El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hizo énfasis en el cuidado y el buen trato a las hijas. Decía: “A quien cuide bien de sus hijas y las trate con benevolencia, ellas le serán una protección contra Fuego” (Al Bujari, 5649; y Muslim 2629).

También hizo énfasis en tratar con benevolencia a la esposa, interesarse por ella y tener en cuenta sus circunstancias, y ordenó a los musulmanes el cuidado de las mujeres. Dijo: “Les aconsejo tratar bien a las mujeres” (Al Bujari, 4890).

El comportamiento del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) con su familia es el mejor ejemplo de cariño y compasión, como cuando puso su rodilla para que Safia (que Allah esté complacido con ella) apoyara su pie para subir al camello (Al Bujari, 2120), o cuando venía su hija Fátima (que Allah esté complacido con ella) y él la tomaba de la mano, la besaba y la sentaba en el lugar donde él se encontraba sentado” (Abu Dawud 5217).

Con los débiles:

El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) igualó a quien mantiene a una viuda o a un pobre con aquel que combate por la causa de Allah.

  • El Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) exhortó a la gente a adoptar a los huérfanos. Dijo: “Quien adopte a un huérfano y yo estaremos juntos en el Paraíso” (Al Bujari, 4998).
  • El Islam considera a la persona que mantiene a una viuda o a un pobre como un combatiente por la causa de Allah, o como quien ayuna durante el día y reza durante la noche (Al Bujari, 5661; Muslim 2982).
  • La solidaridad con los débiles y los pobres es causa de que Allah otorgue más sustento y la victoria sobre los enemigos. Dijo el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Cuiden de los débiles, pues son la causa de las victorias y el sustento” (Abu Dawud 2594).

Con los animales:

 Una vez, el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) vio a un pájaro dar vueltas buscando a sus polluelos que habían sido arrebatados por algunos de sus compañeros, y les dijo: “¿Quién es el causante del dolor de este pájaro? Devuélvanle a sus crías”.

  • El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hizo énfasis en tratar bien a los animales, en no cargarlos por encima de su capacidad y en no causarles daño. Dijo: “Ciertamente, Allah ha prescrito la benevolencia en todos los asuntos; si ustedes matan, háganlo bien, cuando degüellen, degüellen bien; por tanto, afilen sus cuchillos y no hagan sufrir al animal” (Muslim 1955).
  • Un compañero dijo: Una vez el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) vio que habíamos quemado un hormiguero y nos preguntó: “¿Quién hizo esto?” Le respondimos: “Nosotros”. Dijo: “Nadie debe castigar con fuego excepto el Señor del fuego” (Abu Dawud 2675).