La peregrinación menor

 Es obligación para quien realiza la peregrinación menor y mayor correr entre los montes de Safa y Marwuah.

Consiste en adorar a Allah en la consagración ritual, haciendo la circunvalación alrededor de la Kábah siete veces, el recorrido ritual entre los montes de Safa y Marwa siete veces, y cortarse o afeitarse el cabello de la cabeza.

La peregrinación menor es obligatoria una vez en la vida para quien tenga la capacidad física y económica de hacerla, y es recomendable repetirla.

Su tiempo: Se puede realizar durante todo el año, aunque es preferible en Ramadán, puesto que su recompensa es mayor; dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Realizar la peregrinación menor en Ramadán equivale en recompensa a la peregrinación mayor” (Al Bujari, 1764; Muslim 1256).