Las apuestas

Las apuestas

 Las apuestas causan adicción.

¿Qué se considera juego de apuestas?

Las apuestas se dan en las carreras y concursos, donde compiten los jugadores, concursantes o apostantes, y quien gana se queda con el dinero de los demás; así, cada uno de los participantes apuesta para ganar el dinero del otro o perder el suyo.

Su veredicto en el Islam:

Las apuestas están tajantemente prohibidas en el Islam, y así se explica en el Corán y en las enseñanzas proféticas:

  1. El pecado y los daños que suponen las apuestas son peores que sus beneficios y utilidad. Dijo Allah, el Altísimo: “Te preguntan [¡oh, Muhámmad!] acerca de las substancias embriagantes y los juegos de apuestas. Diles: Son de gran perjuicio, a pesar de que también hay en ellos algún provecho para los hombres; pero su perjuicio es mayor que su provecho” (Corán 2:219).
  2. Allah decretó que las apuestas son obras inmundas que contaminan el alma por sus efectos nocivos sobre las personas y la sociedad, y ordenó apartarse de ellas porque son motivos de división y odios, así como de la falta de piedad y del recuerdo de Allah. Dice en el Corán: “¡Oh, creyentes! Los embriagantes, los juegos de apuesta, los altares [sobre los cuales eran degollados los animales como ofrenda para los ídolos] y consultar la suerte valiéndoos de flechas, son una obra inmunda de Satanás. Absténganse de ello y así tendrán éxito. Satanás sólo pretende sembrar entre ustedes la enemistad y el odio valiéndose de los embriagantes y los juegos de apuesta, y apartarlos del recuerdo de Allah y la oración. ¿Acaso no van a abstenerse?” (Corán 5:90-91).

Los perjuicios de las apuestas sobre el individuo y la sociedad:

Las apuestas tienen perjuicios muy graves sobre el individuo y la sociedad, estos son algunos de ellos:

  1. Siembran la hostilidad y el rencor entre la gente; generalmente los jugadores suelen ser amigos en principio, pero cuando gana alguno de ellos los demás tienden a reaccionar con decepción y resentimiento, e intentarán vengarse de él utilizando cualquier artimaña para ello. Así es esta realidad perfectamente descrita por Allah en el Corán: “Satanás solo pretende sembrar entre ustedes la enemistad y el odio valiéndose de los embriagantes y los juegos de apuesta, y apartarlos del recuerdo de Allah y la oración. ¿Acaso no van a abstenerse?” (Corán: 5:91); además, estos vicios distraen a las personas del recuerdo de Allah y de sus oraciones, tal como dijo Allah, el Altísimo, sobre las motivaciones que persigue el diablo detrás de estos vicios: “…y apartarlos del recuerdo de Allah y la oración” (Corán: 5:91).
  2. Las apuestas hacen perder la bendición de Allah en los bienes que da y hace perder la riqueza a los apostantes.
  3. El apostante cae fácil y rápidamente en la adicción, puesto que cuando gana lo domina la codicia e intenta ganar más y más dinero ilícito, y cuando pierde apuesta cada vez más para recuperar sus pérdidas, y así se convierte en esclavo del juego; como consecuencia, lleva a la destrucción de la persona y de la sociedad.

 Todo tipo de apuestas está tajantemente prohibido y es uno de los pecados más graves.

Tipos de apuestas:

Hay muchos tipos de apuestas, antiguas y modernas, éstas son algunas de las modernas:

  1. Apuestas en las que el ganador se lleva todo el dinero, como cuando un grupo de personas juegan a las cartas (como el póker), cada uno pone su carta junto con la cantidad que apuesta, y quien tiene la carta ganadora se lleva todo el dinero.
  2. Apostar por un equipo o jugador: Los apostantes ponen su dinero y cada uno aguarda a que gane su equipo, una vez terminado el partido, el que apostó por el equipo ganador se lleva el dinero de la apuesta y los demás pierden.
  3. La lotería, la suerte y las rifas, como comprar unbillete por un dólar para participar en un sorteo para ganar miles de dólares.
  4. Apuesta se considera a todo juego, ya sea en persona, como por teléfono, por internet o cualquier otro medio, en los cuales el jugador apuesta, y se arriesga a ganar una cantidad de dinero o perderla.