Los Derechos de los Padres

Los Derechos de los Padres

Honrar a los padres y tratarlos con amabilidad y generosidad es una de las acciones más grandiosas y mejor recompensadas por Allah, tanto que esto se compara con Su adoración y Su Unidad. Honrar a los padres y tratarlos con respeto es una de las mayores causas para entrar al Paraíso. Dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): «El padre es la puerta del medio del Paraíso, así que haz lo que quieras, toma cuidado de él o descuídalo» (At-Tirmidhí 1900).

  • La gravedad de desobedecer y maltratar a los padres

Tratar mal a los padres es uno de los pecados más graves que figura en todas las religiones, por ello debe evitarse. Dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) a sus compañeros: «¿Les digo cuáles son los mayores pecados?» Dijeron: «Sí, Mensajero de Allah»; respondió: «Creer que Allah tiene asociados y maltratar a los padres» (Al Bujari, 5918).

  • Se les debe obediencia, siempre y cuando no sea en algo que desagrade a Allah:

Es imperioso obedecer a los padres en todo lo que ellos ordenan, a menos que ordenen algo ilícito. Si eso llega a suceder, entonces no hay que hacerles caso, puesto que no se debe desobedecer al Creador para complacer a una criatura. Dijo Allah, el Altísimo: «Le he ordenado al hombre ser benevolente con sus padres. Pero no se les debe obedecer cuando se esfuerzan por hacer que se Me asocien copartícipes» (Corán 29:8).

  • Tratarlos con bondad, especialmente cuando son mayores:

Dijo Allah, el Altísimo: «Tu Señor ha ordenado que ustedes no adoren sino a Él y que sean benévolos con sus padres. Si uno de ellos o ambos llegan a la vejez, no sean insolentes con ellos y ni siquiera les digan: ¡Uf! Y háblenles con dulzura y respeto» (Corán 17:23).

Allah ordena al ser humano obedecer a sus padres, le prohíbe rechazarlos y ser insolente con ellos, especialmente cuando son mayores y débiles, e incluso quejarse de ellos.

  • Los padres no musulmanes

El musulmán tiene la obligación de obedecer a sus padres y tratarlos con amabilidad aunque no fueran musulmanes. Dijo Allah: «Si los padres de ustedes se esfuerzan por hacer que Me asociéis copartícipes no les obedezcan, pero trátenlos con respeto» (Corán 31:15). Y no hay bien mayor que invitarlos al Islam con sabiduría y cariño.