Los modales a la hora de comer y beber

 

Los modales a la hora de comer y beber

Allah nos enseñó los modales que debemos tener a la hora de comer y beber para conseguir los objetivos de recordar las bendiciones de Allah sobre nosotros, protegernos de las enfermedades y salvaguardarnos del derroche y la vanidad.

Estos son algunos modales:

  1. La prohibición de comer o beber con utensilios hechos de oro o plata o bañados en ellos, puesto que es muestra de opulencia y exceso, y ofende a los pobres y necesitados; dijo el Mensajero de Allah: “No beban ni coman con utensilios de oro y plata, que es para ellos (los moradores del Infierno) en esta vida y para nosotros en la otra” (Al Bujari, 5110; Muslim, 2067).
  2. Lavarse las manos antes y después de comer, así se higieniza de toda suciedad o restos de comida.
  3. Decir “Bismil lah” antes de empezar a comer o a beber, que significa “En el nombre de Allah”, como agradecimiento a Allah por la bendición de la comida y como forma de encomendarse a Él. Si se olvida decirlo y lo recuerda mientras está comiendo, debe decir: “Bismil lah awwáluhu wa ájirah”, que significa: “En el nombre de Allah de principio a fin”. Un día, el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) vio a un joven que no sabía comer con educación y le dijo: “¡Joven! Menciona el nombre de Allah, come con tu derecha y hazlo empezando por la parte más cercana a ti” (Al Bujari, 5061; Muslim 2022).
  4. Comer y beber con la mano derecha. Dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “No coman con la izquierda, porque el diablo come con ella” (Muslim 2019).
  5. Es recomendable no comer ni beber de pie.
  6. Comer de la parte del plato más cercana a uno en el caso de un plato compartido, y no de la parte que toca a otros, puesto que esto último es de mala educación, como dijo el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) al joven: “…y come de la parte más cercana a ti”.
  7. Es recomendable recoger el bocado que se haya caído, limpiarlo si tiene algo sucio, y comerlo, siempre que no sea perjudicial; en ello hay una muestra de consideración y agradecimiento por la bendición de Allah por el alimento.
  8. No es de buen musulmán criticar, despreciar ni menospreciar una comida;el musulmán o bien elogia y agradece, o lo deja y guarda silencio. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) jamás criticó una comida; si le gustaba comía, y si no le gustaba la dejaba (Al Bujari, 5093; y Muslim, 2064).
  9. No comer más de lo necesario ni abusar, puesto que es causa de enfermedades y pereza; lo mejor es la moderación, tal como dijo el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones sean con él): “No hay nada peor que llenar el estómago con más comida que la necesaria para mantenerse sano y fuerte. Un tercio del estómago es para la comida, un tercio para el agua, y el último tercio debe permanecer vacío, para el correcto funcionar del estómago” (At-Tirmidhí 2380 e Ibn Máyah 3349).
  10. Al terminar hay que decir: “Alhamdu lil lah” (Alabado sea Allah), así se agradece a Allah por la bendición con que nos ha agraciado y de la que carecen muchas otras personas; y si se quiere, es recomendable decir: “Alabado sea Allah que me ha dado estos alimentos y me sustenta sin esfuerzo ni poder de mi parte”.

 Dijo el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones sean con él): “Allah se complace con Su siervo cuando Lo alaba por su comida y por su bebida” (Muslim 2734).